Veredas Inteligentes

abstract-g542d04830_640

Las veredas que generan energía a través de los pasos de los peatones son conocidas como “veredas energéticas” o “veredas cinéticas”. Estas veredas utilizan tecnología especializada para convertir la energía mecánica generada por el impacto de los pasos de las personas en energía eléctrica utilizable.

El principio detrás de estas veredas es la captura y transformación de la energía cinética. Por lo general, están equipadas con paneles o módulos especiales llamados “pavimentos cinéticos” o “losetas cinéticas” que se colocan debajo de la superficie de la vereda. Estos módulos contienen mecanismos que convierten el movimiento vertical causado por los pasos en energía eléctrica.

Hay varias tecnologías utilizadas en las veredas energéticas. Algunas de ellas incluyen:

  1. Sistemas piezoeléctricos: Utilizan cristales piezoeléctricos que generan electricidad cuando se comprimen o deforman. Cuando alguien camina sobre estos módulos, la presión aplicada genera una carga eléctrica.

  2. Sistemas electromagnéticos: Utilizan bobinas electromagnéticas y imanes para convertir el movimiento mecánico en energía eléctrica. Cuando las personas caminan sobre las losetas cinéticas, el movimiento de los imanes dentro de las bobinas produce corriente eléctrica.

  3. Sistemas piezoresistivos: Utilizan sensores piezoresistivos que cambian su resistencia eléctrica cuando se someten a presión. La deformación causada por los pasos de los peatones altera la resistencia de los sensores, lo que se traduce en una señal eléctrica.

La energía generada por las veredas energéticas se puede utilizar para alimentar diferentes dispositivos o sistemas, como la iluminación de la propia vereda, cargadores de dispositivos móviles, sensores ambientales, entre otros. También es posible almacenar la energía en baterías para su uso posterior.

Las veredas energéticas tienen el potencial de aprovechar una fuente de energía renovable y sostenible, ya que aprovechan la energía generada por la actividad diaria de las personas. Además, también pueden fomentar la conciencia ambiental y promover la generación distribuida de energía. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la cantidad de energía generada por una sola persona caminando es relativamente baja, por lo que se requerirían áreas de alto tráfico peatonal o una combinación de diferentes tecnologías para generar una cantidad significativa de energía.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *